¿Sabes?

Existen 2 tipos de empresarios muy diferentes: 

El primero es el Empresario Esclavo

Perfil de la gran mayoría de empresarios y profesionales independientes. El empresario esclavo inició a su actividad lleno de sueños y buenas intenciones. Quería montar su empresa para ser libre. Él quería ser su propio patrón. Pero con el paso del tiempo se convirtió en esclavo de su propia empresa :/
Si no le inyecta diariamente su tiempo, su energía, su sudor y su sangre, su empresa no podrá sobrevivir un día en su ausencia. (Y esto lo veo mucho en mis clientes empresariales).
Él está completamente desbordado por todas las tareas que debe cumplir para hacer que su empresa crezca, o simplemente sobreviva.
Su empresa está sometida a la incertidumbre, y sus ingresos y sus emociones también. Un día realiza ventas y se siente el rey del mundo y al día siguiente las ventas disminuyen y su moral cae al piso.

El empresario esclavo se dice: ”para crecer debo dar más de mi tiempo”.

Pero es justo ahí donde está el problema, no puedes agregar mágicamente más horas a tu día, el día tiene 24 horas, y el mes 30 o 31 días.

El emprendedor esclavo arruina su salud, trabaja a todas las horas del día y de la noche y no ve crecer su empresa, ni sus hijos tampoco.

(¿No me crees? Mi padre era un empresario esclavo, y tuvo un AVC que acabó con su andar y con su voz…)
 
Y por ello y muchas otras cosas, yo he decidido ser El Segundo tipo de empresario:

El segundo es el Empresario Libre

¡Y ese es el tipo de Empresario que quiero ayudarte a ser! 
Él es libre de escoger sus horarios. Son los clientes los que vienen a él; de manera previsible y creciente él escoge con quien quiere trabajar, cuáles clientes quiere ayudar y a cuáles actividades consagra su energía.
Su empresa es una fuente de ganancias casi automáticas gracias a un sistema que él debe supervisar en lugar de ser él mismo un engranaje más.
¿La razón de esta libertad? Simplemente él piensa de manera diferente.
Él se dice, “para crecer debo crear un sistema y ese sistema debe ser tan simple como sea posible. Tiene que dejarme tiempo libre. Tiene que ser rentable y tiene que contribuir enormemente al valor de mis clientes”.
 
Cuando yo tomé la decisión de liberarme, cuando decidí que quería convertirme en una Empresaria Libre, transformé mi empresa.
Decidí que era absolutamente necesario que yo llegase a clonarme.
Dicho de otra forma, decidí crear un sistema para prospectar y conseguir clientes para mis servicios, que funcione las 24 horas del día sin necesidad de mi presencia. Era el único medio de llegar a ser libre.
Y es que existe una fórmula y un sistema que funciona para prospectar y vender efectivamente con ayuda de internet. Llamémosle simplemente “EL Sistema”.
Pero cuidado: “EL Sistema” no es una fórmula mágica para hacer crecer tu empresa de la noche a la mañana y sin hacer nada.
EL Sistema” es una estrategia de desarrollo para tu empresa que te permitirá comunicarte con tus clientes de manera persuasiva y con respeto de sus valores.
Es un método de trabajo más inteligente, para crear un apalancamiento: Con él podrás trabajar menos y sin embargo, darle mas valor a tus clientes y generar más ventas.

Es un método que requiere deshacerte de tu vieja idea de negocio, para aceptar que no tienes que dedicar más de tu tiempo o trabajar más para ganar más.

Y es que los Empresarios Libres tienen 4 convicciones:

Y no te preocupes, incluso si no las tienes hoy, las podrás desarrollar implementando el Sistema;)

Eempresario libre tiene el lema de “menos hago, más gano”.

Por ello estoy obsesionada con siempre estar optimizando procesos para mí y para mis clientes;) Y es que para ser verdaderamente libre, debes disociar tu tiempo de trabajo del dinero que ganas. A veces un simple cambio en tu sistema de marketing y ventas puede hacer maravillas.
Y es que es más fácil vender en piloto automático durante todo el año que vender uno a uno, persiguiendo a cada cliente, con varias llamadas, muchas de las cuales no llegan a nada, a pesar del tiempo y esfuerzo invertidos…
Lograr ésto no requiere más trabajo, pero requiere tener el método.
 
Es como si te hubieras clonado: como si no fueras uno, sino varios a la vez…
Y una de las formas de clonarse es utilizar un sistema computarizado que realice las acciones por ti.

La segunda creencia del  Empresario  Libre es el enfoque, centrarse en lo que realmente importa.

Y si has seguido cursos de productividad sabrás lo importante que es: ¡Mas vale trabajar enfocado una hora que desenfocado una semana!

Esto significa que tú no tienes que hacer todo, hay miles de técnicas y tácticas que puedes usar. Pero solo hay un número muy pequeño de estrategias que DEBES usar (claro, si quieres trabajar de manera inteligente).
Lo que tú debes hacer como “Empresario Libre”, es elegir solo las estrategias que te permitirán obtener el mayor retorno de la inversión en la menor cantidad de tiempo.

El tercer hábito de los Empresarios Libres es que ¡actúan!,

no ser esclavo de tu negocio de consultoria - accion
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google+

Y es que saben que solo actuando y viendo el resultado, podrán realizar las mejoras necesarias para mejorarlos (valga la redundancia).
Esto es muy pero muy importante para el éxito.
(Y en mi trabajo como coach, esta es parte esencial de mi trabajo: impulsar a la acción)
¡Y es que nunca al principio todo será perfecto!. Pero lo importante es que se hará. Podrás mejorarlo más tarde e incluso delegar la realización de esta mejora, gracias a los beneficios que generarás con la primera versión.
Y esto también tiene que ver con que no puedes quedarte atrapado con la técnica. Por ejemplo, un empresario limitado por su perfeccionismo va a esperar tener sus sistema de pago online implementado antes de lanzarse. Mientras que un emprendedor libre, realizará su lanzamiento colocándose una cuenta Paypal o una transferencia bancaria;)

Y un Empresario libre sabe que es inútil reinventar la rueda.

Cualquiera que sea el objetivo que queremos alcanzar, ya hay alguien que lo ha alcanzado antes que nosotros.
El Empresario Libre sabe que el mejor atajo para tener éxito rápidamente es asesorarse de alguien que es experto en el tema que no es de su expertise. Así como tú, un experto ya ha pasado miles de horas, aprendiendo, implementando y mejorando la técnica o el sistema que quieres implementar. Ya pasó por todos los errores habidos y por haber, y ya tiene la línea directa para hacerte el camino fácil.
¿Qué tipo de empresario eres o te gustaría ser?
Share This