A la hora de iniciar una estrategia de marketing digital para tu asesoría, independientemente del tipo que sea, hay algo que es crucial para poder aumentar la posibilidad de éxito de la misma. Estoy hablando de definir el cliente ideal. Tu cliente ideal, es la base sobre la que vas a desarrollar toda tu estrategia de marketing, es la base de tu éxito online.

Y sin embargo, en mi experiencia de años como  coach de marketing trabajando con empresas de asesoría y profesionales independientes, me he dado cuenta que casi nadie piensa en definir el cliente IDEAL. Y aquí te voy a dar algunos tips para que sepas definirlo.

El factor de éxito: Define tu cliente ideal

Una de las claves para poder definir a tu cliente ideal es que debes escoger un sector suficientemente interesante (grande o rentable) al cual dirigirte como asesor. Por ejemplo, si defines que tu sector son las compañías que fabrican televisores de tubo, es bastante probable que no dures mucho en el mercado. Asegúrate de que esté en un sector que te permita crecer y adquirir más clientes.

Pero hay una clave que rara vez es mencionada cuando se trata de definir al cliente ideal. Tu cliente ideal tiene que ser alguien con quien tú DISFRUTES trabajar. De nada sirve sacrificar comodidad por trabajar con personas que harán que odies tu trabajo. Además que cuanto más contento estés trabajando con tus clientes, mejores cosas vas a hacer, entre ellas lograr resultados y conseguirte un cliente fiel, que te contrate de nuevo en un futuro.  Y esto está relacionado con el siguiente punto:

Otra característica que debes tomar en cuenta es la posibilidad de recurrencia rápida de los clientes. Es más sencillo que tus clientes te compren de nuevo a buscar nuevos clientes… Entonces tomando esto en cuenta, trata de construir tu negocio con un tipo de cliente ideal, que te permita trabajar con ellos recurrentemente y generando así ingresos constantes.

Así que comienza a ser selectivo

Hay algo que es cierto para todas las personas con un negocio. En el afán por crecer suelen comenzar a trabajar con cualquier persona que no necesariamente caiga dentro del avatar de su cliente ideal o que estén dispuestos a pagar el precio que realmente valen tus servicios.

A medida que tu negocio avanza, verás que ya no podrás dedicarte a todas las personas que quieran acceder a tus servicios. Deberás comenzar a enfocarte en hacer que tus clientes se parezcan cada vez más al avatar de tu cliente ideal, en lugar de perder tiempo, dinero y energía trabajando con clientes que no te satisfacen. Si estás desesperado por trabajar con todos los clientes que lleguen, no estarás tomando una decisión sabia para tu negocio.

Una de las cosas en las que ayudo a mis clientes es a que estos puedan tener más tiempo. Si tienes éxito en tu negocio pero no tienes tiempo para disfrutar ¿De qué te sirve? En ese sentido, si te dedicas a trabajar con todo el mundo, tendrás muchos clientes (buenos y malos), pero no tendrás tiempo para estar con tu familia, salir de viaje o tomar vacaciones…

Muchos de mis clientes se sorprenden de cuánto tiempo disponen después de comenzar a aplicar una estrategia centrada en clientes ideales que realmente valoran (y pagan) lo que realmente vale tu asesoría. Y se asombran aún mucho más cuando se dan cuenta de que el mayor grueso de ingresos, provienen únicamente de un pequeño grupo de clientes… ¡Sí!… ese pequeño grupo son tus clientes ideales.

¿Qué debes hacer con tus clientes actuales?

Si luego de leer has entendido la importancia de establecer tu cliente ideal ¡Genial! Es hora de ponerse manos a la obra. Sin embargo, hay un interrogante que vas a enfrentar en los tiempo venideros… ¿Qué harás con los clientes que tienes actualmente y que no concuerdan con tu definición de cliente ideal?

Luego de definir tu cliente ideal, asegúrate de definir una estrategia que se dirija específicamente a ese cliente ideal, tanto para conseguir nuevos clientes, como para retener a los que ya tienes (que caen en esa definición). Yo lo he hecho. Y te aseguro que incluso cambiar esos clientes actuales no ideales por esos clientes ideales te dará una enorme satisfacción, y generará crecimiento en tu negocio. Tus estrategias estarán mejor centradas y te permitirán generar mejores ingresos al mismo tiempo que te sientes cómodo trabajando con ellos y sobre todo que tienes tiempo para disfrutar de tus logros.

Es probable que debas hacer algunos ajustes y que te cueste un poco al principio, pero al mediano y largo plazo verás que los resultados valdrán la pena. Si tu negocio está empezando, podrás crear un negocio alineado con clientes agradables para ti, así como una estrategia correcta basada en clientes que realmente valoren tu expertise y te paguen lo que vales.

Como asesor debes estar cómodo con tus clientes, porque el verdadero éxito está en lograr resultados, y no hay nada mejor para lograrlo que trabajar agradablemente con clientes capaces y entusiastas. Por eso soy muy selectiva con los clientes que escojo, y tú también lo debes ser;) Es la base de tu éxito de hoy y de tu crecimiento continuo y duradero.

Si quieres saber si tienes bien definido a tu cliente ideal o si quieres definirlo, pídeme la Sesion Gratuita y lo veremos juntos;)

Share This