Las pymes son un nicho de mercado un poco delicado y frágil debido al limitado presupuesto con el que la mayoría cuenta para su funcionamiento. Debido a esta situación, los dueños de estas pequeñas empresas no pueden darse el lujo de hacer malas inversiones, ya que un mal paso podría poner en riesgo la estabilidad o incluso la existencia de su negocio.

Aún así, lo anterior no quiere decir que no puedas sacar provecho de este amplio nicho de mercado,  simplemente tendrás que atender ciertos aspectos importantes que hoy quiero explicarte.

Entonces, si estás pensando en diseñar nuevos servicios o adaptar los que ya ofreces para atender a las pymes, quédate atento a mis consejos porque conocerás todo lo necesario para vender tus servicios a pequeñas empresas:

1. Entrégate desde el primer momento

Las pymes no pueden permitirse esperar beneficios a un largo plazo ya que su principal preocupación es lograr mantenerse estables y rentables en el corto y mediano plazo.

Por eso, para vender tus servicios a las pequeñas empresas, deberás ser útil desde el primer momento y por ningún motivo podrás hacerles esperar por los beneficios a los que tienen derecho cuando te contratan.

En el caso de necesitar más tiempo del que pueden darte, procura hacerles entender por qué vale la pena otorgarte un plazo más amplio.

En esta situación también debes estar preparado para no recibir tu pago a tiempo porque para las pymes el sostenimiento a largo plazo casi siempre es incalculable. Y aunque esto puede ser una situación incómoda si logras adaptarte podrás disfrutar de excelentes dividendos con regularidad.

¿Tip de marketing con base en esto? Cuando ofrezcas un servicio a las pymes, piensa en servicios que les van a dar beneficios inmediatos: aumento de ventas, de productividad o reducción de costos.

 2. Conviértete en el copiloto de tus clientes

Los dueños de pequeñas empresas son demasiado prácticos al momento de crear relaciones que puedan producirles algún beneficio. Es tu tarea mantenerte siempre en contacto desde el primer instante hasta después de lograr la venta.

Asegúrate también de cumplir tus promesas y de superar sus expectativas al momento de resolver el problema para el que fuiste contratado, de lo contrario serás rápidamente descartado.

Procura dar cada paso calculadamente para reforzar el vínculo que creaste cuando te presentaste como el profesional que ellos necesitaban.

Por último, jamás los descuides y siempre bríndales buenos consejos y preséntales nuevas alternativas. Así empezarás a ver cómo estas personas harán lo que sea necesario para tenerte cerca y contar contigo en casi cualquier decisión que vayan a tomar.

A nivel online, un sistema de email marketing te permite hacer todo esto, sin que tengas que estar uno a uno con cada uno de tus clientes. O sin que tengas que enviar emails agrupados en 50 por Gmail, sin ningún seguimiento (justo eso lo cambié ayer a un cliente que hacia esto).

Con un sistema como Mailchimp, Aweber  o Getresponse podrás enviar emails a todos tus clientes. 

3. Haz que tu experiencia hable bien de ti

Muy a menudo los propietarios de pequeños negocios ganan el dinero apenas necesario para mantenerse a flote. Esto quiere decir que no están interesados en correr riesgos a menos que tú demuestres cuanto puedes hacer por ellos y por el bien de sus empresas.

Para este fin es importante que empieces a reunir tus casos de éxito, testimonios, aprobaciones, etc. y encuentres la manera de mostrarlos para que este tipo de clientes sientan confianza en tu profesionalismo.

Así lograrás que sean tus triunfos y no tú los que hablen bien de ti, dando como resultado una excelente imagen y una mejor opinión formada acerca de las cosas que eres capaz de hacer por quien te contrata.

Otra manera genial de mostrar cuanto vales es exponiendo desde ya tu expertise y conocimientos. ¿Cómo? Con un libro (que es una excelente manera de conseguir clientes), conferencias o formaciones. Y esto es aún más aprovechable online porque convirtiéndolos en eBooks, webinars o mini-cursos online, estos pueden conseguirte clientes 24 horas al día todos los días, ¡y sin que tu estés allí! Genial, ¿no?

4. Gana la confianza de tus clientes para ganar más clientes

Motiva a tus clientes a que ellos te mencionen en su red de contactos, la cual es bastante amplia porque los dueños de pymes son muy colaborativos entre sí y tienen la costumbre de apoyarse los unos a los otros para subsistir.

Y por supuesto procura satisfacerlos al máximo para que consigas un gran número de referidos dentro de la enorme comunidad de propietarios de pequeñas empresas

5. Aprende a tejer buenas relaciones

Una de las mayores ventajas que tendrás al ofrecer tus servicios a las pequeñas empresas es que conocerás y trabajarás cara a cara con el que firma los cheques, es decir, el dueño del negocio.

Aquí no tendrás intermediarios y estarás en comunicación directa con el único responsable de aprobar tus aptitudes y pagar tus honorarios.

Esta oportunidad es altamente valiosa ya que podrás crear una relación profesional mucho más profunda y ventajosa económicamente hablando. Pues para los propietarios de pymes las relaciones comerciales no son pasajeras, pueden trascender en el tiempo y superar los momentos más difíciles.

De esta manera podrás obtener ingresos por un largo tiempo e incluso en las bajas temporadas del año. Así que desempolva tus habilidades para crear y mantener contactos y ponte en la tarea de tejer mejores relaciones con tus futuros clientes.

6. Si promueves el crecimiento entonces demuéstralo

Si tus servicios se enfocan en ayudar a crecer a los pequeños negocios resalta este hecho y menciónalo cada vez que tengas oportunidad.  

Los dueños de pymes diariamente se preocupan por encontrar sostenibilidad y crecimiento en cada decisión que toman. De esta manera, si tú logras darles seguridad y producirles ganancias, estarás convirtiéndote en un verdadero salvador para ellos.

Además, en los pequeños negocios es usual repetir los métodos que han funcionado y si fuiste lo suficientemente efectivo para ellos en el pasado con seguridad buscarán repetir esta experiencia.

¡Eso es todo! No olvides estos consejos para vender tus servicios a pequeñas empresas. Ponerlos en práctica te ayudará a ampliar tu cartera de clientes.

Share This