Esta es la manera de trabajar de la mayoría de asesores: son esclavos de su negocio, y su negocio no funciona sin ellos.

Así que en este artículo te mostraré los enormes problemas que esto ocasiona (algunos de los que ni siquiera eres conciente), y luego te daré estrategias para solucionarlo;)

Cuando tu negocio de asesoría y tus ingresos dependen completamente de tu tiempo: Los problemas son muchos

Para empezar, por más dinero que ganes no tienes tiempo para disfrutarlo… y ¿de qué sirve el dinero si no es para disfrutar de la vida? Puedes ser el asesor más “rico” en apariencia, pero en realidad el más “miserable”…

(Son muchos los clientes asesores que me llegaron trabajando 12h al día – algunos incluso el fin de semana, y algunos ¡teniendo hijos pequeños!, que obviamente no veían a sus padres o madres:/)

Por si fuera poco, cuando tu negocio depende de ti y no tienes tiempo para descansar (ni para respirar), estás lleno de estrés. Y es bien sabido que el estrés es el causante de la mayoría de enfermedades.

Por algo los hombres (o mujeres) de negocios y ejecutivos de alto nivel son los que tienen más problemas cardiacos o cardiovasculares. Y esto es a lo que se arriesga una persona con un ritmo de trabajo muy elevado:/

(Créeme, he visto varios casos, incluso muy cecanos a mí, de empresarios aparentemente muy saludables, que de tanto estrés sucumbieron de un momento a otro).

Además, el hecho de estar estresado y apurado no es la mejor manera que tienes de tener clientes satisfechos. Después de todo, ¿crees que al tratar con tus clientes en ese estado de estrés permanente, les entregas lo mejor de ti?. Y si crees que lo haces, ¡imagínate lo que les podrías entregar si no estuvieras tan estresado!

Igual pasa con el crecimiento de tu negocio. Si todo depende de ti es imposible crecer, porque así como estás, ya no das para más. Y en ese estado y sin tiempo para reflexionar, tampoco eres capaz de tener muchas ideas inspiradoras y creativas para hacer crecer tu negocio de manera inteligente.

Con todo esto, es probable que hayas perdido un poco (o bastante) la pasión o satisfacción que sentías cuando decidiste hacer tu negocio.

Tu sueño era ser libre… ya sabes, la libertad de no tener jefe, de poder disponer de tus horarios, de tener tiempo para ti y para tu familia…

Y divertirte con tu pasión de asesorar clientes que resuenen contigo…

Pero si estás leyendo este articulo, y si eres como el 95 o 99% de consultores (y empresarios en general), muy probablemente has perdido el norte, y tu realidad es otra:

Tu negocio no es lo que soñabas.

Eres esclavo de tu negocio y de tus clientes.

Y para poner la cereza en el pastel, es muy probable que muchos de tus clientes no son el tipo de clientes con el que te gustaría trabajar.

La buena noticia es que todo esto lo puedes cambiar.

Tienes el poder de hacerlo porque esto depende de ti y solo de ti.

Aunque la mayoría ha caído en esta trampa, habemos algunos asesores que DECIDIMOS no ser esclavos de nuestros negocios, y disfrutar al máximo de nuestro negocio y de la vida.

Lo que nos permite atender mejor a nuestros clientes (clientes con los que nos gusta trabajar) y disfrutar mejor de nuestras familias y amigos porque estamos más contentos y satisfechos con nuestro negocio y con la vida que disfrutamos… y porque tenemos tiempo y dinero para hacerlo;)

Y tú también puedes hacerlo. Cualquiera puede hacerlo si DECIDE hacerlo.

Cómo puedes hacer que tu negocio NO dependa completamente de tu tiempo

Hay varias cosas efectivas que puedes hacer para cambiar esto, y no hay que hacerlas todas, escogiendo solo algunas es suficiente;).

Pero repito: Todo es cuestión de DECISION.

Y no me refiero solo a decidir hacer esto que te voy a recomendar, sino sobre todo a DECIDIR hacerte dueño de tu destino, y DECIDIR ser libre.

Y aquí tienes algunas maneras de lograrlo: 

Concéntrate en conseguir clientes rentables con un marketing adecuado

Es muy probable que entre tus clientes tengas clientes más rentables y clientes menos rentables.

Por ponerte un ejemplo, muchas empresas asesoras legales, fiscales o contables trabajan con empresas (que son más rentables) o particulares (que son menos rentables).

Yo misma tengo productos diferentes para empresas (más rentables) y emprendedores (menos rentables). Las empresas me son más rentables porque pueden pagarme más y sacar más rápidamente provecho de mis conocimientos debido a su experiencia y conocimiento de su mercado.

¿Qué te parecería si tu negocio tuviera muchos más clientes rentables que no rentables? ¿Aumentaría tus ingresos y disminuiría tu tiempo para atender clientes porque tienes menos clientes?

(Y si te dices que debes dedicarle más tiempo a tus clientes VIP, esto no es necesariamente cierto si sabes manejarlo. Siempre hay maneras creativas de 1) optimizar los métodos con los que trabajas con tus clientes incluso VIP y 2) es mucho cuestión de educar a tus clientes – incluso los VIP- para que no tomen mucho de tu tiempo)

Por ponerte un ejemplo rápido y más que nada didáctico (que debes adaptar a tus números):

Pongamos el ejemplo de la empresa asesora contable. Supongamos que en estos momentos está haciendo 10,000 € mensuales: 5,000€ con 10 clientes empresariales que le pagan 500€ mensuales cada uno, y 5,000€ con 50 clientes particulares que le pagan 100€ cada uno.

En estos momentos está ganando 10,000€ atendiendo a 60 clientes.

Pero si por ejemplo tuviera solo 20 clientes empresariales (es solo un ejemplo) a 500€ mensuales, ganaría igual: 10,000€ con muchos menos clientes que atender (solo 20 en lugar de 60). 

Así podrá liberarse tiempo (si sabe educar y optimizar procesos con sus clientes VIP -que también es posible si lo decide).

Ahora bien, no me malentiendas. No te estoy diciendo que dejes trabajar con tu clientes menos rentables. Puedes seguir trabajando con ellos, porque te gusta y porque te representan un ingreso.

(A mí por ejemplo también me fascina trabajar con clientes no tan rentables como los emprendedores porque me gusta ayudarlos y significan un ingreso adicional).

Peeeero sí te hablo de que, si este asesor quiere hacer crecer tu empresa, si quiere aumentar su rentabilidad, y quiere hacerlo de manera más inteligente, puede  concentrarse en adquirir más clientes rentables, que le significarán mayores ingresos más rápido y no acaparán demasiado de su precioso tiempo.

(cosa que yo hice y que aumentó enormemente mi rentabilidad sin sacrificar mi tiempo con mis hijos y mis amplias vacaciones;))

Crea un producto automatizado

Obviamente la asesoría es un trabajo bastante personalizado, pero nadie te dice que solo debes “quedarte” allí.

Hay empresas de asesoría que han sabido “diversificarse” para obtener más ingresos, y sobre todo para ser menos dependientes de su tiempo.

Por ejemplo tengo un cliente asesor financiero que además de su empresa de asesoría, hacía formaciones presenciales para manejo de “Quickbooks” (un software contable), y decidió lanzar su curso online para tener un ingreso adicional automático, cuando ya no daba más en capacidad para atender a más clientes.

También hay empresas asesoras que han lanzado portales de asesoría para emprendedores, donde hay información en línea y cuentan con asesores que te responden, normalmente a preguntas muy frecuentes que se pueden incluso uniformizar para capacitar rapidamente a tus colaboradores encargados de ello;)

Aquí te estoy hablando de aumentar tus ingresos en el mercado menos rentable, peeeero no es una contradicción con el punto anterior, porque aquí se trata de hacer un producto más automatizado que justifique el costo/beneficio y no consuma casi nada de tu tiempo;)

Y es que repito: siempre hay maneras creativas para liberarte tiempo y aumentar tus ingresos;)

Automatiza buena parte de tu prospección de clientes

Seguramente consigues muchos clientes por referencia, pero si quieres hacer crecer tu negocio consiguiendo más clientes (incluidos los rentables de los que te hablé más arriba), hay maneras más automáticas de hacerlo hoy en día.

(Así es como consigo clientes yo, y es lo que ayudo a implementar  a mis clientes).

¿Cómo funciona esto?

Bueno, imagina por ejemplo que dejas tu carta de visita a varios prospectos, y en la carta de visita está tu sitio web.

Estos prospectos van a ir a tu sitio web, y si lo tienes bien hecho (a nivel marketing), tu sitio web va a resonar con ellos. Sentirán como si estuvieran hablando contigo.

Entenderán lo que puedes hacer por ellos, lo que haces por tus clientes y la pasión que tienes por lo que haces.

Verán que no eres uno más, que eres diferente de tus competidores.

(Y es que si quieres conseguir clientes en internet, es muy importante que, a diferencia del 95% de asesores, tengas un sitio web que resuene con tus prospectos y que muestre tu diferencia… porque tus prospectos van a ver no solo tu sitio web sino también los de otras empresas o profesionales en tu rubro para hacer la comparación. Y si no entienden lo que les ofreces, o por qué eres mejor que los demás, se irán para nunca más volver… Todo tu trabajo para llevarlo a tu sitio web se ha ido al agua y pierdes un cliente potencial).

Si quieres ir más allá, (y es lo más recomendable para lograr máximos resultados de ventas de servicios de asesoría por internet), les entregarás algún recurso gratuito (una herramienta, un ebook, algo simple pero útil), que terminará de mostrarles lo buen experto que eres.

Y luego automáticamente tu sistema enviará unos cuantos emails con información útil que seguirá mostrando tu expertise, las ganas que tienes de ayudarlos, y que eres el que mejor los puede ayudar. Y al mismo tiempo los estarás invitando sutilmente a que contacten contigo.

Si haces esto BIEN a nivel de marketing, lograrás que te contacten.

Lo mejor de todo es que todo esto funciona de manera automática sin que tú tengas que estar prospectando uno a uno, sin que estés allí.

La prospección se ha hecho de manera automática gracias a tu sitio, y lo único que tendrás que hacer es cerrar la venta, que podrás hacer con facilidad porque el prospecto estará “caliente” gracias a este proceso, y sentirá que ya te conoce y confía en ti.

Escala tu tiempo apoyándote en otros expertos o colaboradores

Finalmente, para hacer crecer tu negocio tienes que crecer tú primero, aprender a delegar, y estar dispuesto a apoyarte en otros expertos en ramas que necesitas para crecer pero que no manejas. (después de todo, ¡uno no puede ser experto en todo! Nadie lo es;) ).

Y es que si quieres crecer no puedes hacerlo solo.

Hablemos primero de la delegación.

Una de las características de las empresas de asesoría es que mayormente tienen varios empleados que atienden a sus clientes.

Pero si no los estás manejando bien como lo he visto en algunos clientes asesores contables/fiscales, esto está bloqueando tu  crecimiento.

Por ejemplo, dos de estos clientes, muy buenas empresas de asesoría y con clientes muy satisfechos, estaban al tope de su capacidad. Tenían una decena de empleados pero debían revisar cada cosa que hacían porque cometían muchos errores.

Y estando así, perdieron un trabajador (a veces me asombra como las historias se repiten), y ya te imaginarás la catástrofe: si antes no tenían tiempo, ahora peor. Hablo de trabajar de lunes a domingo 12h al día. Esto duró meses en ambos casos, hasta que pudieron reemplazar a la persona que se fue.

Ese es el problema real cuando tienes un negocio que depende sobre todo de ti (y de tus empleados).

Una de las causas es que tienes demasiados clientes, que podrías reducir si te concentraras en conseguir clientes más rentables y menos de los poco rentables, como te comenté anteriormente;)

También podrías usar medios creativos para automatizar más la entrega de tus servicios de menor precio. Todo es posible;)

Bueno, ahora hablemos de apoyarnos en expertos en las áreas en las que no lo somos… sobre todo cuando se trata de crecer…

Te pongo de frente un ejemplo para que entiendas a lo que me refiero: algunos clientes me llegan con sus sitios web hechos por ellos, sitio web que les tomó semanas de trabajo (que podrían haber utilizado en atender más clientes o disfrutar de la vida…). Lo peor del caso es que con su “arduo” trabajo obtuvieron un sitio web que no es efectivo para conseguir clientes, resultado lógico porque ellos no son expertos en el tema y no saben cómo se hace un sitio web efectivo a nivel de marketing y ventas (de hecho incluso los diseñadores web no hacen sitios web para vender porque no saben de marketing, solo hacen sitios web “bonitos”.. pero bueno, eso es otro tema;)).

Entonces, así como tus clientes saben apoyarse en asesores como tú, tú también debes aprender a apoyarte en los expertos en los temas en los que tú no lo eres.

Los expertos harán un mejor trabajo en menos tiempo, lo que te significará ahorro de tiempo (y el tiempo es dinero) y mayores y más rápidos ingresos.

Así que rebobinando…

Te he mostrado por qué no es “obligatorio” que tu negocio de asesoría dependa de ti y de tu tiempo; que hay maneras creativas de salir de esta trampa en la que cae la mayoría de asesores.

Si quieres ser como los demás, y seguir en la misma situación problemática en la que te encuentras, es tu decisión de quedarte con pocas posibilidades de crecer y de disfrutar de tu negocio y de la vida, y asumes los riesgos en los que incurres con tanto trabajo.

Pero si quieres cambiar tu vida y hacer crecer tu negocio de manera inteligente, liberándote tiempo en el proceso, para volver a disfrutar de tu negocio y de tu vida, es posible, con estrategias como las que te acabo de compartir. Es más, puedes ver la fórmula completa para lograrlo, GRATIS, en mi curso gratuito “Empresario Libre”.

Susy – Tu Coach de Marketing, Negocios y Productividad

Especializada en Asesores, Consultores y BtoB

Share This