A menudo los consultores tenemos un día a día saturado de actividades importantes para realizar en torno a nuestros negocios. Es así como tu lista de cosas para hacer cada día crece un poco más y a veces sientes que el tiempo no te alcanza a pesar de haber tachado varias tareas de tu listado.

Y sí, en parte es bueno permanecer ocupados, pero si lo analizas con detenimiento puede ser que no estés optimizando algunas de tus responsabilidades principales y no logres aprovechar el tiempo como debe ser.

De esta manera es como empiezas a descuidar las actividades vitales para hacer crecer tu negocio de consultoría y te distraes de lo verdaderamente importante. Aquí es cuando deberías volver a analizar y depurar tu agenda para que recuperes tu enfoque y elimines tareas que a pesar de sonar importantes puede que no resulten ser tan importantes para tu negocio como lo piensas.

Entonces, si a pesar de todo lo duro que trabajas en el día no sientes que tu empresa esté creciendo como debería, hay algo en tu rutina que tendrá que cambiar. Por eso a continuación voy a señalarte tres prioridades en las que debes enfocarte si quieres entregarle tiempo de calidad al crecimiento de tu negocio.

1. Quien te paga merece lo mejor de ti

Ser consultor es entregar nuestro tiempo para analizar o resolver ciertas situaciones que le darán tranquilidad a nuestros clientes y a sus negocios. Entonces, si ya tienes clientes que están pagando por tu tiempo, tu primera responsabilidad en el día deben ser ellos y solo ellos.

Recuerda que ésta es la clase de clientes que da vida a tu negocio y por eso es que no puedes descuidarlos para darles lo mejor de tu profesionalismo. Pues ellos confían en ti y de ti depende que lo sigan haciendo para que vuelvan a contratarte en el futuro o te recomienden en sus círculos comerciales.

Para ellos, tu misión consistirá en dedicarles la mitad de tu tiempo en tu día para satisfacer sus demandas.

Con ese objetivo en mente es necesario que te organices y te manejes por medio de un plan que te ayude a trabajar objetivamente, para así entregar el mayor valor posible en tu jornada.

2. Lanza tus redes y sigue atrapando peces

Para hacer crecer tu negocio de consultoría lo primero en tu mente deben ser los clientes que mantienen tu flujo de caja activo, lo segundo es conseguir nuevos para que hagan lo mismo.

Generar nuevos clientes es la segunda actividad más importante en el día a día de tu negocio. Para esto necesitarás aprovechar eficazmente las oportunidades de venta que tengas a la mano.

Estas oportunidades son las que normalmente provienen de las diversas estrategias de marketing que han hecho crecer tu base de datos de clientes.

Aquí tendrás que ser cuidadosamente selectivo al momento de hacer tus movimientos, es decir, deberás saber con exactitud qué pasos dar para aproximarte adecuadamente a tus prospectos, ya que no es lo mismo mandar un email, hacer una llamada, concertar una cita, etc.

Para este fin lo correcto es que cuentes con una efectiva estrategia de conversión, la cual que te ayude a organizar a tus posibles clientes de acuerdo a la cantidad de veces que ha sido contactado, a la manera como ha sido contactado, al interés que ha manifestado, entre otras características.

Esto te permitirá ejecutar acciones más efectivas para que tu cartera de clientes empiece a aumentar como lo deseas.

Si lo ponemos en un marco temporal, para esta actividad es suficiente con que le dediques un 25% del total de tu tiempo diario.

Ten presente que si logras definir muy bien el plan de acción que vas a implementar, todo se tratará de hacer llamadas y seguimientos, organizar reuniones, cerrar negocios y aumentar tus ingresos.

En otras palabras, una vez comprendas cómo funcionan las estrategias de marketing y ventas serás capaz de diseñar e implementar una que sea apropiada para tu misión de hacer crecer tu negocio de consultoría.

3. Marketing… para generar ventas (con lead generation)

El  marketing es la forma que usas para alcanzar a tu público objetivo y una manera efectiva de lograrlo es por medio de una estrategia de lead generation. Esta es básicamente una serie de acciones que te ayudarán a atraer y a conseguir prospectos ideales.

Es una actividad con la que siempre debes estar comprometido y nunca podrás descuidar. De lo contrario tu base de datos de prospectos dejará de ser productiva para tu negocio y no podrás conseguir nuevos clientes de allí.

Para esta actividad te recomiendo aprovechar entre un 25% de tu tiempo. 

Lo importante acá es saber elegir y ajustar correctamente la estrategia que le funciona a tu negocio. Así que para hacer crecer tu negocio de consultoría, tendrás que sentarte tú mismo a colaborar en la creación de una buena estrategia, hacer pruebas A/B y estar dispuesto a participar en una dinámica de ensayo-error para encontrar tu estrategia ideal de lead generation.

Recuerda que los leads son aquellos prospectos ideales para tu negocio y el embudo de conversión es el camino que estos recorrerán para convertirse en los clientes que pagarán por tu tiempo.

Entonces también deberás dedicar tiempo a crear este embudo de conversión para capturar tu flujo de prospectos y generar verdaderas oportunidades de ventaEste embudo deber ser muy bien planeado, probado y optimizado para que funcione perfectamente dentro de tu negocio. De manera que cuando conozcas cual es la estrategia que te funciona correctamente, estarás en posición de mejorarla para conseguir los resultados que siempre has esperado.

Share This