Desde cierto punto de vista, hacer anuncios de Facebook parece la cosa más maravillosa del mundo, dada la variedad de opciones que existen: promocionar tus publicaciones o tu página, ajustando el punto de mira para llegar a personas que están cerca de tu negocio y conseguir que lo visiten o para mejorar el reconocimiento de tu marca, atraer personas a tu sitio web, aumentar las descargas de tu aplicación, el número de asistentes a un evento, reproducciones de video, entre otras.

Asimismo, el proceso para crear publicidad en Facebook aparenta ser muy sencillo. Pero no se trata solo de saber usar la herramienta, sino que como sucede con cualquier otro medio de marketing, si no haces el marketing correctamente, si el mensaje no está adecuado, puede no lograrse el objetivo que  buscas, sea este aumentar las visitas a tu página o a tu negocio. Según los entendidos en la materia, los resultados de las campañas publicitarias de Facebook no son todo lo ideal que el cliente desea, desde el punto de vista del retorno.

Si has arrancado una campaña en Facebook y todavía no estás viendo a los clientes tocar a tu puerta como esperabas, tienes que comenzar a reflexionar con respecto a la situación, para descubrir y entender las causas probables por las cuales tus anuncios de Facebook están fallando.

El cliente de Facebook

Lo primero que tienes que saber es que no todas las personas que están en Facebook son clientes, es decir, la intención que tienen al conectarse a esta red no es buscar un servicio. Las personas no entran a esta red para buscar tu empresa, o lo harán con menos frecuencia que las otras muchas razones que hay para tener cuenta en Facebook: conectar y mantener con otros, ya sean familiares o allegados o personas con intereses comunes, ver fotos y videos divertidos, compartir reflexiones, experiencias y vivencias y así.

Si tomas en eso cuenta, debes saber que a la hora de crear y enviar un mensaje publicitario a través Facebook significa que estás, en cuanto a atención, con otros intereses más fuertes y poderosos: familia, amigos, afectos. Y claro que se puede, pero requiere un poco más de trabajo o, mejor dicho, un cambio de enfoque, algo de ingenio y mucho de observación. Esto nos lleva a la segunda causa.

Audiencia específica

Si tu mensaje no está bien enfocado a una audiencia específica, posiblemente la mayoría de las personas haga, con tus anuncios, una de estas tres cosas: ignorarlos; hacer clic en “ocultar anuncio”, tras haberlos visto por un segundo y, luego, responder a la pregunta “¿Por qué no quieres ver esto?” con un “No es relevante para mí”. Lo peor sería que seleccionarán, por último, la opción: “ocultar los anuncios de…”

Todo esto significa que no estás haciendo bien el Paso 1, no estás orientando tus campañas hacia los potenciales clientes; por lo que el gasto en publicidad no se convierte en flujo hacia tu página. Y es que la selección de audiencia en Facebook es lo primordial, es por donde hay que comenzar.

Hay que configurar los tipos de correctos de concordancia y geolfocalización (GEO Targeting) (si tu marketing es local), que  es la técnica que permite enfocar contenido o anuncios específicos para la región del visitante, identificando su procedencia por medio de la dirección IP. Así, en caso de que alguien te llame o te escriba, seguramente será de la región que deseas atender.

Luego, hay que estrechar más la visión, buscando una combinación de datos básicos (como sexo, edad) e intereses, ya sea por lo que la persona dice en su información, a quién sigue o qué le da me gusta. La expresión “menos es más” nunca tuvo un sentido más apropiado. Mientras menos amplio el objetivo, más precisa la publicidad.

Falta de coincidencia de mensajes

Tus campañas publicitarias deberían estar alineadas con tus variables clave y tu mensaje central, para que tu audiencia perciba el mensaje como un todo coherente de principio a fin. La coincidencia de mensajes significa, sencillamente, que el eslogan debe aparecer el anuncio en Facebook y también en la sección de tu página, a donde será enviado el usuario al hacer clic. Simple: lo que dices aquí es lo que dices allá; y todo guarda relación con lo que eres, con tu mensaje central.

Sin embargo, muchos hacen esto mal. Según un estudio publicado en Unbounce, de 300 páginas de destino observadas, en el 98% no había coincidencia con el mensaje de inicio. Esto es algo parecido a lo que llaman publicidad engañosa: te dicen una cosa pero después es otra. Y eso tienes que evitarlo, a toda costa; porque si pierdes credibilidad, se afecta el negocio.

Tu anuncio

Aun cuando en Facebook hay diversas variables en juego, luego de la selección de la audiencia, tu mensaje es la clave del éxito.

–          Un título simple y directo: los mejores titulares (en los anuncios de Facebook) también son cortos. Un estudio reveló que la longitud promedio del título es de cinco palabras.

–          Visual: no importa lo que anuncies; debe haber una imagen atractiva a la vista y que llame la atención; por supuesto, tiene que haber relación con el contenido.

–          Relevancia. Lo que muestres tiene que ser relevante para tu público objetivo; de lo contrario, no verás el éxito con tu publicidad.

–          Propuesta de valor. Le dices al cliente por qué hacer clic en tu anuncio para conocer más tu producto o servicio. ¿Cómo es? ¿Qué lo hace diferente?

–          CTA (call to action). Un anuncio sin una llamada a la acción (CTA) es solo algo decorativo; el usuario tiene que saber qué hacer a continuación; el anuncio debe animar a la gente a hacer clic.

Revisa tu mensaje, si no contiene alguno de estos elementos, algo no está bien.

Por ejemplo aquí tengo un ejemplo de uno de mis anuncios en Facebook: directo, simple, relevante y con resultados! 😉

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google+

Las campañas publicitarias de Facebook no con como otras, por lo que la estrategia y la resolución de problemas son también diferentes. La publicidad en Facebook es un desafío, porque esta red tiene sus características, opciones de orientación y otras variables. Hacer bien todas estas cosas es difícil. Pero la buena noticia es que los anuncios de Facebook realmente funcionan. No te rindas; todavía puedes hacer que tus campañas de Facebook sigan su curso, directo al objetivo que deseas.

 


 

Mis Servicios: Coaching, Consultoría, Formación.

Share This